fbpx

Primer Congreso de Literatura y Primera Infancia

Despertar al lector inquieto, creativo, crítico y competente que todos llevamos dentro es la misión que nos propusimos cuando nacimos como Fundación Entrelíneas en marzo de 2018, hace apenas un año y medio.

Nuestra misión pone en el centro a aquel sujeto que no solo tiene pleno derecho a la lectura, sino que tiene en sí mismo el germen que lo convertirá en lector y miembro cabal de esta cultura escrita en la que nos encontramos insertos.

Para nosotras, leer es vincularse consigo mismo, con los otros y con el mundo; es entender el milagro de la creación literaria y artística; es descifrar la complejidad de la existencia y ser capaz de ver sus luces, sus sombras y sus matices; es encontrar el sentido de la propia vida y aprender a caminar sorteando obstáculos para llegar a un lugar incierto. Leer es, de alguna manera, vivir con intensidad el aquí y el ahora de todo lo que nos rodea.

Leer es un acto de resistencia como dice Ana María Machado, una forma de revolución como dice María Teresa Andruetto, un ingreso al mundo de lo simbólico según Yolanda Reyes y un espacio de ensoñación donde se encuentra la identidad perdida según Michele Petit.

Leer es también estar dispuesto a ser mediador de lectura, estar abierto a contagiarse y a contagiar a otros con una pasión que no se agota, es convertirse en refugio de incomprendidos y buscador de textos a la manera de Beatriz Helena Robledo.

Ser mediador en un mundo como el nuestro, donde la cultura se mide con criterios mercantiles, donde el valor social de la lectura es bajo, donde niños, niñas y jóvenes siguen considerándose propiedad de los padres o instrumentos de la civilidad adulta, es un acto heroico y quijotesco.

En ese contexto y con esos ideales de fondo, organizamos junto a IBBY Chile, este congreso de lectura y primera infancia donde esperamos se encuentren, dialoguen, reflexionen y se confabulen aquellos mediadores que están sentando los cimientos de una comunidad lectora, aquellos que están vinculando a nuestra infancia, pequeña y vulnerable, con la palabra, con la imagen, con la cultura escrita, con la ciudadanía plena.

No soy un gángster, soy un promotor de lectura profesa Luis Bernardo Yepes para convencernos de que la lectura y la mediación son intervenciones sociales, culturales y políticas necesarias y pacíficas para contrarrestar la pobreza, la violencia, la injusticia, la corrupción o la destrucción del planeta que tanto nos agobian.

Volvamos al origen, al vientre materno, al juego de palabras, a la canción de cuna, a las rimas simples, a la lectura que se hace con las manos, con la boca, con el cuerpo todo. Disfrutemos este encuentro y salgamos renovados a leer el mundo para poder pregonar a los cuatro vientos como Anita Tijoux: cuando grande quiero ser un niño.

Fototeca

Videoteca

Organizado por:

Con el apoyo de:

MÁS DETALLES?

Ingresa Tus Datos Y Te Contactaremos